HomeQuienes SomosNuestros serviciosNuestros apreciados ClientesBlogContáctenos

Cargando el contenido ¡La carga depende de la velocidad de su conexión!

Las VPN, el sistema al que acuden las empresas para el teletrabajo

funcionamiento y de las ventajas e inconvenientes que tienen las VPN (Virtual Private Network) utilizadas en una empresa. 

una VPN (Virtual Private Network) es una red privada virtual. Para que os hagáis una idea, cada vez que nos conectamos a Internet nuestros dispositivos emplean una dirección, llamada IP, que es la que nos identifica.

Por esa sencilla razón las VPN pueden convertirse en herramientas muy útiles a la hora de teletrabajar, una opción que está sonando mucho durante los últimos días para evitar que el coronavirus se siga expandiendo por el territorio

VPN, el sistema al que acuden las empresas para el teletrabajo

Muchas compañías utilizan las VPN para que sus empleados puedan pasarse al teletrabajo. Explicamos cómo funcionan.

Atendiendo a la traducción de sus siglas originales, una VPN (Virtual Private Network) es una red privada virtual. Para que os hagáis una idea, cada vez que nos conectamos a Internet nuestros dispositivos emplean una dirección, llamada IP, que es la que nos identifica.

Al usar una VPN estamos modificando esa dirección, pasando a usar una virtual, por lo que podemos utilizar servicios de Internet o entrar a sitios web que quizás antes no estaban disponibles.

Por esa sencilla razón las VPN pueden convertirse en herramientas muy útiles a la hora de teletrabajar, una opción que está sonando mucho durante los últimos días para evitar que el coronavirus se siga expandiendo por el territorio español.

La oficina en tu sofá

Una VPN permiten acceder a recursos de una empresa como si estuviésemos físicamente en la oficina, sin importar que estemos a miles de kilómetros de distancia

estamos hablamos del uso de los sistemas o las redes internas de cada compañía, no de herramientas en la nube, pues estas últimas pueden utilizarse sin la necesidad de una VPN.

La palabra clave aquí es virtual, pues es esta propiedad la que genera la necesidad de la VPN en sí, así como la que permite a las conexiones VPN ofrecerte los múltiples usos que veremos más adelante.

Para conectarse a Internet, tu móvil, PC, televisión y demás dispositivos generalmente se comunican con el router o módem que conecta tu casa con tu proveedor de Internet, ya sea mediante cable o inalámbricamente. Los componentes son distintos si estás usando la conexión de datos de tu móvil (que incluye su propio módem y habla con la antena de telefonía) pero la esencia es la misma: tu dispositivo se conecta a otro, que le conecta a Internet.

Lo más normal es que no tengas uno, sino varios dispositivos conectados al mismo router: móviles, ordenadores, consolas… En este caso cada uno tendrá asignada una dirección IP local, que no es visible desde Internet. Esto es una red local, un conjunto de dispositivos conectados de tal modo que puedan compartir archivos e impresoras sin necesidad de pasar por Internet.

Una conexión VPN lo que te permite es crear una red local sin necesidad que sus integrantes estén físicamente conectados entre sí, sino a través de Internet. Es el componente “virtual” del que hablábamos antes. Obtienes las ventajas de la red local (y alguna extra), con una mayor flexibilidad, pues la conexión es a través de Internet y puede por ejemplo ser de una punta del mundo a la otra.

Para qué sirven las conexiones VPN

Seguro que con las explicaciones anteriores ya te has imaginado unas cuantas situaciones en las que las conexiones VPN podrían ser útiles. Es un secreto a voces que son especialmente importantes en el entorno corporativo, pero sus usos no acaban ni mucho menos ahí. Estos son los principales usos de las conexiones VPN.

1. Teletrabajo

El uso más obvio de una conexión VPN es la interconectividad en redes que no están físicamente conectadas, como es el caso de trabajadores que están en ese momento fuera de la oficina o empresas con sucursales en varias ciudades que necesitan acceder a una única red privada.

Desde el punto de vista de la seguridad, permitir el acceso indiscriminado a la red propia de una empresa desde Internet es poco menos que una locura. Aunque el acceso esté protegido con una contraseña, podría ser capturada en un punto de acceso WiFi público o avistada por un observador malintencionado.

Por el contrario, el riesgo disminuye si el trabajador y la empresa se conectan mediante una conexión VPN. El acceso está protegido, la conexión está previsiblemente cifrada y el trabajador tiene el mismo acceso que si estuviera presencialmente ahí.

By: gerencia
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name required Email required Website Comment

Back to top

Share Page

Close